Sociedad y Generales

por

 

Mercedes Giangrande

 

Artículos atemporales

Agosto

Mercedes nos hace reflexionar a través de sus opiniones. La familia, los niños, los adolescentes y la sociedad están contenidos, a través de sus textos,  en una actualidad preocupante. Sus relatos expresados en primera persona hablan de una mujer involucrada con el compromiso cotidiano .

Para leer archivos anteriores, (años y meses antiguos) clikee en

Historial

 

Viernes 19 de Agosto de 2011

Esperan su Día del Niño

Foto Gentileza Ministerio de Cultura

Cuantas ilusiones aquí no hay carta que se escriba en donde los pequeños manifiestan sus pedidos. No obstante nos hacen saber qué les gusta, qué prefieren, aun los más grandes esperan una sorpresa.
En lo posible tratamos de cumplir sus deseos incluyendo a los adolescentes, a los que cada año les decimos que este será su último día del niño, dado que ya son grandes, sin embargo cada año repetimos la misma ceremonia.
Al llegar este día se vive con alegría, los niños sonrientes revolotean por la casa abriendo sus regalos. Les hacemos una comida especial y por la tarde una rica merienda para celebrar ese día. Esta idea nos cierra en donde los padres, tíos, abuelos, padrinos nos contentamos dado que los pequeños disfrutan la jornada.
Ahora bien: ¿Pensamos en el resto de la sociedad? En los pequeños que se encuentran en hospitales, en aquellos que no poseen un espacio para vivir. A pesar de estas condiciones debemos entender que también es el día del niño para ellos.

Foto Gentileza Ministerio de Cultura

Algunos tienen familia otros no, los que están protegidos por mayores, quizás estos no poseen recursos para disfrutar este día con los chiquitos.¡¡¡ No es justo!!! Sin embargo no podemos exigirles a estas personas que cumplan con algo que no está a su alcance y que además sufren por no poder cumplir con ellos.
Sin embargo tiene solución el ideal sería un trabajo para cada uno de ellos para no depender de nadie. Por el momento y no perdiendo la esperanza de que obtengan ese trabajo tan anhelado, busquemos el modo de reunir a esos padres, formemos talleres en donde podamos construir juguetes con la presencia de artesanos que nos enseñen.
Logrando de este modo que todos los niños reciban un regalo en ese día tan esperado sumándole el inmenso valor de ser construidos con las manos de sus papás. No perdamos más tiempo comencemos a trabajar.
 

Miércoles 24 de Agosto de 2011

La gran salida

En una oficina no es simple ponerse de acuerdo dado que como en toda empresa el número de personal es elevado. La idea era organizar una salida “el pretexto celebrar un cumpleaños”, dado que cada uno tenía sobre la salida un interés personal.
Se encontraba quien quería conquistar a un compañero por lo tanto deseaba verlo fuera del área laboral, como así también quien deseaba acercarse al jefe con la finalidad de que le incrementara su categoría. El o la que no podía vivir sin ver como vestían fuera de la oficina. Sumándole aquel o aquella que no cesaba de comentar sobre la vida ajena dado que no podía resolver la propia.
Con todos estos argumentos “el cumpleaños” pasó a un ultimísimo plano, dado que las horas transcurrían y jamás se hacía alusión al tema principal que había originado la salida.
Nunca un diálogo, un brindis o un cómo lo estás pasando, situación que podía surgir porque con la persona agasajada no tenían afinidad o quizás sí la tenían pero los otros temas eran más jugosos, es decir más importantes para la mentalidad de ellos.
El homenajeado de personalidad muy extrovertida, permaneció callado, intercambió alguna que otra palabra dedicándose a observar desde afuera el panorama, el que le aportó un gran aprendizaje a su vida interior.
No es posible lograr una amistad sincera en el ámbito laboral, en donde los pensamientos de los integrantes son tan básicos que no saben adecuarse a la ocasión, por lo general prevalecen intereses personales.
En los empleos es conveniente ser cauteloso, cómo lograrlo: dialogando lo necesario en lo posible sobre temas laborales que nos compitan.


Sábado 06 de Agosto de 2011

El sueño de la casa propia

Aunque lo mantenía en secreto siempre conservaba el sueño de tener su casa. En su mente era algo inalcanzable, sin embargo no dejaba de hacer cuentas y proyectos laborales para lograr su sueño.
Todo lo que estaba a su alcance lo ahorraba no obstante no llegaba, buscaba planes de viviendas, bancos para obtener préstamos hipotecarios, inmobiliarias para ver casas, en sus días de descanso salía a recorrer diferentes barrios para visualizar carteles de casas en venta y así tomar los datos como así también ventas realizadas directamente por sus dueños con la finalidad de economizar gastos.
Durante largo tiempo la situación no varío en cuanto a la búsqueda como trabajos adicionales al que ya tenía. Su vida era rutinaria había dejado de relacionarse con sus amistades, no se distraía con algún espectáculo ni aún con un libro que tan feliz la hacía.
Trabajaba sin cesar y sólo se interiorizaba en clasificados o todo aquello que estuviese relacionado con el mundo inmobiliario. Cada invitación que recibía la rechazaba excusándose que no tenía tiempo libre.
Una tarde en la que se desplazaba de un trabajo a otro le ofrecen una rifa la que compró sin esperanza alguna, sólo con la finalidad de ayudar a aquel menor que las vendía. La guardó dentro de su cartera continuando su camino para no retrasarse. Bono que quedó en aquel bolso sin tener idea de que se trataba.
Transcurrieron un par de meses, mientras que una noche al llegar a su casa encontró un mensaje en su contestador que le indicaba que debía comunicarse a un número telefónico dado que había ganado una casa en las afueras de la ciudad. A pesar de su cansancio no dejó de reírse tomándolo como broma y a la vez restándole importancia sin tener registro alguno de aquella rifa que había comprado.
El llamado se repitió al día siguiente y al escucharlo recordó al niño como así también el bono que le había comprado. Hasta el momento sus ahorros habían crecido pero no como para cumplir su sueño.
Sin embargo con la gran noticia más el capital que había guardado lograba amoblar la casa con la que tanto había soñado y adquirir un auto usado para llegar a su trabajo. Del modo menos esperado su vida cambió transformándose en una persona feliz.

Lunes 15 de Agosto de 2011

El Viaje

Que importante es en la vida realizar una terapia a tiempo, lamentablemente no siempre se puede tomar la decisión en el momento justo. Atravesamos diferentes crisis las que consideramos que las podemos afrontar.
Hasta que se presenta en una pareja la posibilidad de realizar un viaje muy particular por cierto, dado que no será para que todos lo disfruten. Este viaje es sólo para la mamá y los dos hijos mayores, muy lejos del país con una duración de un mes. Quedando en la casa el papá junto a la más pequeña.
Luego de la charla en familia en la que se aclara cuales son las condiciones del viaje, el papá junto a la pequeña planean todo lo que harán durante ese tiempo. En principio todo resulta maravilloso la pareja está de acuerdo y manifiestan que se mantendrán en contacto.
Los días transcurren faltando tan sólo una semana para realizar ese viaje comienzan los reproches, las diferencias que se hacen entre los hijos. A partir de ese momento todo se transforma en una gran bola de nieve, sumándole que la pequeñita comienza a padecer estados febriles dado que es su modo de somatizar la situación que se avecina.
No es fácil asimilar que de los tres hijos viajen dos, quedando la menor con el papá, destacando que ese papá es un ser maravilloso que posee una capacidad admirable para brindarle todo el amor de su vida a esa criatura.
No obstante es complejo que un niño acepte esa situación, dado que a pesar de la edad intuye todo, el dicho - aún es chico - no nos cierra. Será un tema que el día de mañana resolverá con su mamá, más allá de que a su regreso esa mamá desee mimarla con un sinfín de regalos, esa ausencia de su parte puede dejar secuelas en la menor.
Secuelas que al comienzo se manifiestan a través de su comportamiento, la pequeña no puede manejar determinadas situaciones, para ella un viaje es un estado de abandono. Cada caso es diferente dado que puede generar inseguridad, inestabilidad, desconcierto no importando el motivo por el que sea ocasionado.
A estos dos seres protagonistas de esta historia se le suma su familia, la que intenta contenerlos del mejor modo posible, sin embargo una ausencia no se reemplaza aunque depositemos en ellos todo nuestro amor.