Sociedad y Generales

por

 

Mercedes Giangrande

 

Artículos atemporales

Agosto 2012

Mercedes nos hace reflexionar a través de sus opiniones. La familia, los niños, los adolescentes y la sociedad están contenidos, a través de sus textos,  en una actualidad preocupante. Sus relatos expresados en primera persona hablan de una mujer involucrada con el compromiso cotidiano .

Para leer archivos anteriores, (años y meses antiguos) clikee en

Historial

 

Martes 14 de Agosto de 2012

Indiferencia



Tengo entendido que en toda área laboral debe existir la cordialidad entre compañeros, de hecho no estamos obligados a construir amistades. No obstante si el clima es el adecuado la temática de trabajo se desarrollará mejor.
Sin embargo no siempre se cumple, en oficinas operativas en donde cada llamado que se recibe es un trabajo diferente, debiendo cumplir un ciclo en donde cada operador o distribuidor debe ir de la mano por llamarlo de algún modo, hasta concluir el mismo. Con la atención personalizada al socio/persona que nos espera con gran ansiedad.
Imaginemos un circuito electrónico en donde cada empleado forma parte del mismo, sabiendo que debe actuar en grupo. No obstante una gran mayoría lo realiza individualmente, presuponiendo que se destacará obteniendo un premio el que equivale a una categoría.
Resaltan los errores de los compañeros junto al supervisor o jefe de turno, no me parece mal, seguramente ellos encontrarán la solución, quedando uno a la espera de la explicación para no volver a cometerlo.
El comentario que se escucha deslizará un sabor ácido, creyéndose importante quien lo efectúa, el resultado es un punto en contra para uno, es sabido que en toda oficina más vale caer en gracia que ser gracioso, frase conocida pero cierta a la vez. No interesa quien trabaja más o menos, sino como le resulta la persona a su superior.
No existe la contención ni el reconocimiento, prevalece la “INDIFERENCIA” cada miembro del circuito mencionado se considera único.

Domingo 05 de Agosto de 2012

La historia se repite

No es tema nuevo que la noticia del día sean los NIÑOS, hasta cuándo las criaturas deben padecer la enfermedad de los adultos. Menciono el término enfermedad dado que no encuentro palabra para calificar tal episodio.
No obstante no se justifica que individuos atenten contra la vida del prójimo, refiriéndome a seres pequeñitos con una vida por delante sin llegar a interpretar qué es la maldad, imposible lograr estar dentro de ellos en el momento que atraviesan semejante herejía.
Después del hecho de nada sirven las agresiones, las marchas dado que nadie se hace cargo de la situación, la impotencia es inmensa, el dolor inexpresable, así mismo los niños ya no regresan.
Se habla sobre el dólar, la inflación, los salarios, la falta de medicamentos, el transporte y otros tantos temas, nada está a la altura de este hecho de violencia como así también barbarie.
Alguna vez mencioné que nos encontrábamos en una jungla, no creo estar errada ya que el comportamiento de algunos sujetos demuestra que forman parte de una selva. No soy quien para juzgar, de todos modos no existe pena alguna para estos monstruos que devuelva la paz.
Sería maravilloso comenzar el día escuchando que los niños poseen un mundo de afecto en donde el crimen, el terrorismo, la intimidación no existen. En el que reina la alegría, la libertad para jugar, disfrutando de una sociedad civilizada.
Unámonos, encontremos juntos la solución para concluir con situaciones de tal magnitud, que día a día se nos escapan de las manos, circunstancias desapacibles con nombre y apellido.

 

Jueves 23 de Agosto de 2012

Tonalidades

Reconozco que la gama de colores es maravillosa como así también inmensa, existen para todos los gustos. Es atractiva a la vista da sensación de luminosidad, alegría, no sucede con la realidad que nos toca vivir, dado que esta se despliega en los matices de los grises, los que aumentan o disminuyen su graduación sin provocar un cambio. El “SUBTE” medio de transporte que utiliza más de la mitad de la ciudad, realizó un paro de tal magnitud trastornando nuestras vidas, no le resto importancia a los reclamos del personal que forma parte de dicha empresa, sin embargo nada sencillo fue despertarse por la mañana más temprano para comenzar la odisea la que no nos permitió regresar más temprano a nuestros hogares para recuperar el agotamiento diario. Dado que los que no lo frecuentamos compartimos el resto de la movilidad con aquellos que si lo utilizan, más allá de que aumentasen la cantidad de micros nada fue suficiente. No sólo afectó el modo de viajar, sino también quienes trabajan dentro de las estaciones de subtes en quioscos, negocios, etc. De hecho lograr cargar la tarjeta SUBE se convirtió en un trastorno.
Una de las tantas notas que escuché relacionadas con el tema fue que habíamos superado el record en cantidad de días que había continuado la medida de fuerza. Es un hecho que los resultados fueron positivos para los manifestantes.
No obstante sería satisfactorio obtener la superioridad en algo productivo como la disminución de personas pernoctando por las calles, que todos los niños tengan la posibilidad de concurrir al colegio, como así también que absolutamente todas las familias se alimenten del mismo modo, es decir sin diferencia alguna.
Poder concurrir a trabajar con la comodidad adecuada “entre comillas” se valora cuando no se tiene, como sucede en todos los casos, este fue un caos con mayúscula. Sería útil encontrar la solución sin perjudicar al prójimo.
Evidentemente logramos nuestro objetivo dejando de lado el daño que podemos causar, en esta ocasión se pusieron en juego diversos aspectos que nos perjudicaron seriamente. Es simple darle un color a esta vivencia se la puede titular como plata lunar, gris perla, gris fuer, gris tormenta, grafito, gris Urano, el nombre de fantasía que se le adjudique no interesa demasiado la tonalidad será gris mientras que la experiencia inolvidable nos dejó un tinte de oscuridad.